Download Discurso y Verdad En La Antigua Grecia by Michel Foucalt, Michel Foucault PDF

By Michel Foucalt, Michel Foucault

Show description

Read Online or Download Discurso y Verdad En La Antigua Grecia PDF

Similar no-ficcion books

Tras el Buho de Minerva: Mercado Contra Democracia en el Capitalismo de Fin de Siglo (Temas Historia) (Spanish Edition)

Investigaciones en torno a algunas interrogantes fundamentales relativas a los angeles contradicci? n entre capitalismo y democracia: las formas que asume este antagonismo, los equilibrios que admite y los l? mites estructurales que el primero impone a los angeles segunda. los angeles g? nesis de estas cuestiones remite a dos factores principales: l. a. lenta maduraci?

Los condenados de la tierra (Spanish Edition)

Los textos pol? ticos de Frantz Fanon reunidos en este volumen, abarcan el periodo m? s activo de su vida -de 1952 a 1961, fecha de su muerte-. Reagrupados por orden cronol? gico, estos escritos se han organizado en cinco partes, que hablan del colonizado, el racismo y los angeles cultura de Argelia, de l. a. liberaci?

¿Qué es esa cosa llamada ciencia?

Fresh. send world wide

Additional info for Discurso y Verdad En La Antigua Grecia

Example text

Pero los movimientos ondulatorios deben estar realmente en el espacio físico, del cu al no tenemos un conocimiento directo; por lo tanto, los movimientos ondulatorios reales no tienen la asequibilidad que les habíamus supuesto. Y lo que afirmamos respecto del color es muy parecido a lo que puede afirmarse del resto de los datos de los sentidos. :iones de los datos de los sentidos, los objetos físicos en sí mismos permanecen desconocidos en su naturaleza intrínseca, en tanto al menos que los podemos descubrir por medio de los sentidos.

Del T. conocimiento directo de él. Es más: no hay razón alguna para que no conozca la existencia de algo que nadie haya conoaido de un modo directo , Este punto es importante y exige una explicación. Si conozco directamente que algo existe, este conocimiento ,:Erecto me proporciona el conocimiento de que algo existe. Pero no es verdad, recípfocamente, que para que pueda saber que algo determinado existe, yo o alguien deba haber conocido directamente la cosa. Lo que ocurre, cuando . la cosa me es conocida por descripción o referencia, y que, en -vi-r tud de algún principio gene'l"al, la existencia de la cosa correspondiente a esta descripción puede ser inferida de algo que conozco directamente.

Pero, verdadero o falso, el idealismo no puede ser rechazado como evidentemente absurdo. catalogados. De ahí que el sentido común nos deje en una. completa oscuridad en lo que se refiere a 'la verdadera na39 turaleza intrínseca de los objetos fís icos, y si hubiese una razón convincente para considerarlos como mentales, no podríamos legítimamente rechazar esta opinión meramente porque nos pareciera extraña. La verdad acerca de los objetos físicos debe ser extraña. Pudiera ser inasequible, pero si algún filósofo cree haberla alcanzado, el hecho de que lo que ofrece como 'la verdad sea algo raro no puede proporcionar una b ase sólida para obje tar su opinión.

Download PDF sample

Rated 4.46 of 5 – based on 17 votes