Download El monoteísmo como problema político by Erik Peterson PDF

By Erik Peterson

MONOTEISMO COMO PROBLEMA POLITICO, EL

Show description

Read Online or Download El monoteísmo como problema político PDF

Similar no-ficcion books

Tras el Buho de Minerva: Mercado Contra Democracia en el Capitalismo de Fin de Siglo (Temas Historia) (Spanish Edition)

Investigaciones en torno a algunas interrogantes fundamentales relativas a l. a. contradicci? n entre capitalismo y democracia: las formas que asume este antagonismo, los equilibrios que admite y los l? mites estructurales que el primero impone a l. a. segunda. los angeles g? nesis de estas cuestiones remite a dos factores principales: los angeles lenta maduraci?

Los condenados de la tierra (Spanish Edition)

Los textos pol? ticos de Frantz Fanon reunidos en este volumen, abarcan el periodo m? s activo de su vida -de 1952 a 1961, fecha de su muerte-. Reagrupados por orden cronol? gico, estos escritos se han organizado en cinco partes, que hablan del colonizado, el racismo y los angeles cultura de Argelia, de los angeles liberaci?

¿Qué es esa cosa llamada ciencia?

Fresh. send around the globe

Extra info for El monoteísmo como problema político

Example text

Por eso se les otorga ahora una paz sólida y no quedan ya ni soberanía plura­ lista ni reinos locales. De manera que no sucede lo que se dice en Isaías: «que cada pueblo levanta su espada contra el otro», como acaecía cuando andaban enzarzados en guerra los unos contra los otros; ahora descansa cada cual de su fatiga en su viña o bajo su higuera, pues no teme nada, como dice la profecía» (Miq 4 , 4)» (§ 15). «Pero todo esto se cumplió cuando los romanos reunieron en su mano todo el poder, desde los días de la venida de nues­ tro Salvador hasta hoy».

Ello prueba que la ima­ gen tenía un origen tradicional y que esa tradición no fue interrumpida en la primitiva iglesia cristiana. Por las catc­ quesis de Cirilo de Jerusalén sabemos que el anuncio de la «monarquía de Dios» fue una parte fija de la catequesis bautismal cristiana74. ¿No resulta lógico, pues, aceptar que los «maestros» cristianos antiguos —que son los apologe­ tas— se hallan insertos en esa tradición que se remonta hasta la misma enseñanza de los judíos, y que esa tradi­ ción les impuso la imagen de la monarquía divina75?

Es interesante observar que Justino, igual que Filón, dice «sobre la monarquía», y que no considera necesario decir sobre la monarquía de Dios. Ello prueba que la ima­ gen tenía un origen tradicional y que esa tradición no fue interrumpida en la primitiva iglesia cristiana. Por las catc­ quesis de Cirilo de Jerusalén sabemos que el anuncio de la «monarquía de Dios» fue una parte fija de la catequesis bautismal cristiana74. ¿No resulta lógico, pues, aceptar que los «maestros» cristianos antiguos —que son los apologe­ tas— se hallan insertos en esa tradición que se remonta hasta la misma enseñanza de los judíos, y que esa tradi­ ción les impuso la imagen de la monarquía divina75?

Download PDF sample

Rated 4.77 of 5 – based on 32 votes